Home > Siguiendo Su Senda

Noviembre 21. Dejen venir a los niños.

1Marcos 10:14 “Cuando Jesús vio lo que sucedía, se enojó con sus discípulos y les dijo: “Dejen que los niños vengan*~ a mí. ¡No los detengan!*| Pues el reino de Dios pertenece a los que son como estos niños.”

Para entender a una persona es importante conocer lo que le gusta y lo que le disgusta. En Marcos 10:14, Jesús está “indignado” (“despertado en ira, [estar] apenado”). A esta altura, los discípulos ya debían haber sabido la actitud de Jesús hacia aquellos que querían conocerle. La respuesta de Jesús revela Sus valores, Su compasión y Su molestia por la actitud elitista y ofensiva de los discípulos. 

Le trajeron a Jesús un niño mudo endemoniado porque sus discípulos no pudieron sacar el demonio. La respuesta de Jesús reveló otro valor: “¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo” (Marcos 9:19). ¡No querer ejercer la fe para ayudar a una alma indefensa, era intolerable!

En nuestro texto, Jesús, muy firmemente, da un doble mandamiento. Primero, “Inmediatamente comiencen a dejar que los niños vengan a mí”.

La palabra griega para niño (paidion) tiene diferentes significados, desde “infante” hasta “adolescente”, pero este mandamiento implica que tenían la edad suficiente para venir a Jesús, si es que no se les prohibía y si ellos, conscientemente, deseaban conocerle.

No podemos asumir que todos los niños van a formar parte del Reino, sino que serán calurosamente recibidos solo aquellos que voluntariamente desean venir a Jesús.

Segundo, a los discípulos se les ordenó que “Dejen de impedirles”. El Cristianismo no es solo para adultos sino que quienquiera que entienda la verdad de Dios es un candidato para la salvación de Cristo. Un niño puede entender esto bastante temprano.

La frase “de los tales” se refiere a todos los que poseen características infantiles como impotencia, insignificancia, dependencia y voluntad de confiar en la autoridad de Jesús. De hecho, el siguiente versículo declara que todos los que deseen ser salvos deben venir con características de un niño.

¿Todavía pensaban los discípulos que eran gente tan importante que trabajaban duro para ser dignos o suficientemente buenos para la salvación? ¿Era por eso que Jesús estaba enojado? Aún no creían en la simplicidad del Evangelio que aún un niño puede entender. ¿Cuánto importan los niños en tu misión de vida?

“Amado Señor, que nunca impidamos de ninguna manera que un niño venga a Ti.  Es Tu Espíritu quien guía a la fe en Tu gracia salvadora, sin importar la edad.”

Para recibir todo el año de devociones diarias de estos estudios bíblicos, pida una copia del libro Siguiendo Su Senda de Branches Publications. Como otra opción puede bajar el Android App para Siguiendo Su Senda gratis.