Home > Siguiendo Su Senda > Abril 22. Dejen que la paz de Dios gobierne sus corazones.

Abril 22. Dejen que la paz de Dios gobierne sus corazones.

Col. 3:15 “Y la paz de Dios gobierne~~ en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos~~.”

Queremos que Dios nos diga individualmente y de forma precisa cuál es Su voluntad en decisiones específicas: Con quién casarnos, en dónde estudiar, aceptar o no este trabajo, comprar esta casa, este auto, etc. 

Buscar la voluntad específica de Dios, místicamente en nuestro interior, ha creado ese falso principio de “paz en el corazón” que dice “si tienes paz, es la voluntad de Dios”. Este falso entendimiento impide que los mandamientos, principios y ejemplos de las Escrituras sean nuestra guía.

Pablo dijo: si obedecen, “la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Fil 4:7). La paz no es una señal que viene y va, como la luz de un semáforo, sino una característica perpetua de la nueva vida en Cristo y de la experiencia corporal.

“Gobierne”  viene de la misma raíz que describe la función de un árbitro que mantenía las condiciones aptas para un juego atlético. Él no decía lo que tenían que hacer, sino que les advertía cuando violaban las reglas.

La meta es jugar en paz dentro de la libertad de las reglas. Pablo dio a la iglesia las instrucciones para esta regla de paz: “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros” (Fil 4:9). Enseñó a “guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz” (Ef 4:3).

Dejar que la paz nos controle preserva un espíritu pacífico dentro del cuerpo de Cristo, eliminando conflictos, argumentos y oposiciones entre hermanos. Cualquier cosa que interrumpa la paz entre hermanos debe tratarse de inmediato para restaurar la paz dentro del cuerpo de creyentes.

La conclusión del versículo confirma el sentido corporal del mandamiento: “a la (paz) que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo”.

La regla de paz es para el cuerpo de creyentes, y debemos “estar continuamente agradecidos” del privilegio de ser parte de semejante iglesia. ¿Eres pacificador entre los hermanos?

Tu iglesia es un refugio en donde mis hermanos y hermanas se reúnen para aprender más de Ti.  Enséñanos a practicar Tus principios y vivir juntos en Tu paz.”

Para recibir todo el año de devociones diarias de estos estudios bíblicos, pida una copia del libro Siguiendo Su Senda de Branches Publications. Como otra opción puede bajar el Android App para Siguiendo Su Senda gratis.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.