Home > Siguiendo Su Senda > Febrero 2. Hagan tesoros en el cielo.

Febrero 2. Hagan tesoros en el cielo.

Mateo 6:20 “Sino haceos~~ tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.”

 La más grande estrategia financiera es tener ahorros en el cielo. Cristo nos ordena acumular tesoros en el cielo. ¿Cómo lo hacemos?

Pablo estaba agradecido con la iglesia por apoyar su ministerio: “Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades” (Fil 4:15-16). 

Para poner esto en perspectiva, Tesalónica estaba a unas 100 km. de Filipo, y Pablo estuvo allí aproximadamente de cuatro a seis semanas. Alguien tenía que caminar esa distancia ida y vuelta llevando el apoyo económico (“una y otra vez”, Fil 4:16). Con razón Pablo describió su generosidad como un “olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios” (Fil 4:18).

Pablo describe la perspectiva eterna de esta transacción de generosidad en Fil 4:17, “No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta.” Él les motivaba a compartir en el ministerio porque en el cielo se lleva un registro de toda esa generosidad.

Dar a los pobres para ayudarles en sus necesidades es hacer “bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote…” (Lucas 12:33). Sacrificar los bienes de uno para beneficiar a otros es otra forma de transferir tesoros al cielo, especialmente si eso facilita la difusión del evangelio.

Cuando esos sacrificios sean medidos, Dios probablemente exagerará extravagantemente nuestros galardones según como quiera Él expresar Su aprecio por nuestro sacrificio para Su Reino (Lucas 6:23; 1 Co 4:5). Somos Su voz, manos, pies y billetera para bendecir y ayudar a los necesitados y perdidos con la compasión de Cristo.

Dios pesa nuestras motivaciones y los beneficios de todas nuestras acciones para Su reino con el fin de determinar cómo vamos a ser recompensados. Debemos tener cuidado de que nuestros corazones no tengan intereses egoístas. La única inversión a largo plazo, inversión importante de grandes ganancias, es el de ser un recurso y un instrumento para el reino de nuestro Señor Jesús. 

 “Señor enséñame Tus prioridades y dame gracia para hacerlas mías. Ayúdame a ver las oportunidades para avanzar en Tu reino.

Para recibir todo el año de devociones diarias de estos estudios bíblicos, pida una copia del libro Siguiendo Su Senda de Branches Publications. Como otra opción puede bajar el Android App para Siguiendo Su Senda gratis.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.