Home > Siguiendo Su Senda > Julio 19. Pídele a Dios sabiduría.

Julio 19. Pídele a Dios sabiduría.

Santiago 1:5 “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala~~ a Dios,el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.”

¿Cómo mantener una actitud saludable en la vida cuando todo se cae en pedazos, o cuando el sistema del mundo se vuelve contra nosotros, los cristianos? 

No importa lo fuerte de la prueba, el secreto está en la sabiduría de Dios que nos enseña a pensar desde Su perspectiva.

Generalmente, dependemos de nuestra intuición y recursos cuando las cosas van bien,  prácticamente, no necesitamos de Dios. Tenemos todo bajo control. Solo cuando estamos desesperados nos volvemos a Dios en oración.

Nuestra vida de oración es un buen termómetro de cuánto queremos, o cuánto debemos depender de Él.  Santiago ordenó: “tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia” (1:2). La clave es “sabiendo” que la pers-pectiva o sabiduría de Dios da gozo.

Gozo de saber que el Todopoderoso Dios está trabajando “en” y “a través de” nuestras vidas para producir en nosotros Su carácter para que honremos Su nombre al ser como Él en medio del rechazo y la persecución.

Santiago ofrece un remedio adecuado y necesario para las enfermedades de la vida: “pide a Dios sabiduría”, no para escapar de los problemas sino para entender, porque eso motivará tu resistencia. Debemos añadir a nuestra fe, “conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, perseverancia… si estas cosas son tuyas y abundan, no serás ni estéril ni sin fruto” (2 P 1:6, 8).

Dios quiere producir hijos espiritualmente fructíferos. Debemos entender esto y convertirlo en nuestra meta y enfoque, “cueste-lo-que-cueste”. Esto es sabiduría.

“Pedir” es un imperativo presente, no es una alternativa o una posible solución, sino un compromiso obligatorio y continuo de estar pidiendo a Dios Su sabiduría.

Si nuestras pruebas no nos llevan a caminar más cerca de Dios y a comprometernos en una vida de oración más profunda.  Esas pruebas, que son Su principal herramienta para enseñarnos, probablemente continuarán y/o se intensificarán hasta que seamos llevados al trono de la gracia y tengamos un “oído atento a la sabiduría” y un compromiso de nuestro “corazón a la prudencia” (Prov 2:2). Si tú estás buscando Su sabiduría, la vas a encontrar.

 “Señor, necesito Tu sabiduría para vivir honrándote cada día.  Estoy agradecido de que puedo pedirte mil veces al día y Tú me responderás.”

 

Para recibir todo el año de devociones diarias de estos estudios bíblicos, pida una copia del libro Siguiendo Su Senda de Branches Publications. Como otra opción puede bajar el Android App para Siguiendo Su Senda gratis.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.