Home > Siguiendo Su Senda > Junio 3. Piensa en lo que Dios piensa.

Junio 3. Piensa en lo que Dios piensa.

Fil. 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad~~.”

En la mayoría de deportes, los sicólogos son indispensables y los entrenadores han aprendido que la manera de pensar de un jugador determina la excelencia de su desempeño en la cancha. Así mismo, qué y cómo un creyente se permite pensar determina su desempeño en la vida diaria y en sus relaciones.

Filipenses 4:8 comienza con “por lo demás”, atando este pasaje a la lista previa de mandamientos que concluyen indicándonos cómo debemos pensar: “Por nada estéis afanosos” y “sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios”. Lo que pienses moldeará tus creencias y estimulará tu motivación.

Elige pensar en:

-Lo que es “verdadero” de alguien, es decir, sus hechos, no rumores o exageraciones.

-Lo que es “honesto”, que significa “respetuoso, digno” o de carácter exaltable. No es ingenuidad ver lo positivo en los demás.

-Lo que es “justo”, es decir, lo que alcanza los estándares de Dios o que se encuentra alineado a Sus mandamientos.

-Lo que es “puro”, o “libre de adulteraciones o perversiones”. El desafío de guardar nuestros pensamientos sin contagio con la inmoralidad o el egoísmo no es fácil. Nosotros escogemos nuestros pensamientos.

-Lo que es “amable”, o “agradable, aceptable”, lo opuesto a pensar en razones negativas para rechazar a una persona.

-Lo que es “de buen nombre” o “encomiable”, se refiere a algo “admirable” o “merecedor de buena reputación”. Edifica y mejora la reputación de alguien.

-Lo que es “de virtud” o “excelencia”, es decir, cualquier cosa que sea “agradable a Dios, de excelencia moral o buena”.

-Lo que es “digno de alabanza”, o digno de “aplauso, elogio” y luego busca una oportunidad para elogiar a esa persona.

Cualquier cosa que no cumpla este modelo de ocho partes es indigna de tu tiempo y pensamiento. Cuando pienses en alguien, enfócate en todas las características de esta lista. Recuerda, así es cómo Dios piensa de nosotros (2 Co 4:5). Si vamos a ser más como Dios, debemos pensar en cómo alabarnos mutuamente.

 “Yo sé que mis pensamientos se enfocan fácilmente en las faltas o características negativas de otros  Dame la disciplina para pensar como Tú, en todas las virtudes de otro.  Gracias por pensar en lo que es digno de alabar en mi vida.”

Para recibir todo el año de devociones diarias de estos estudios bíblicos, pida una copia del libro Siguiendo Su Senda de Branches Publications. Como otra opción puede bajar el Android App para Siguiendo Su Senda gratis.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.