Home > Siguiendo Su Senda > Noviembre 19. Vayan muy lejos.

Noviembre 19. Vayan muy lejos.

nov-19-hch22-21-goHechos 22:21, “Pero el Señor me dijo: Ve~~ porque yo te enviaré lejos, a los gentiles”

Pablo pensaba que su testimonio era convincente para su audiencia judía, y asumió que al ellos conocer su odio por los Cristianos y su participación en el martirio de Esteban (Hechos 7:58; 8:1a), reconocerían que solo la intervención divina podía cambiar su dirección. Aunque pensaba tener un gran ministerio en Jerusalén, Dios le dijo, “Vé”.

Pablo se convirtió porque Jesús se le apareció yendo a Damasco para arrestar a los Cristianos por apostatar del Judaísmo (Hechos 9). Después de su conversión, tuvo un corto ministerio en Damasco (9:20-25), y luego pasó tres años en Nabatea Arabia (Gá 1:17-18), tiempo en que Jesús le enseñó acerca de la iglesia; enseñanzas que posteriormente fueron controversiales para los judíos. Cristo le dijo que deje Jerusalén “porque la gente de aquí no aceptará tu testimonio acerca de Mí” (Hechos 22:18).

Previamente, el Señor le dijo que “sería Su testigo a todos los hombres de lo que has visto y escuchado” (Hechos 22:15), y ahora era mucho más claro que debía “continuamente estar yendo” específicamente “lejos de aquí, hacia los Gentiles.”

Dios siempre deseó comunicar Su mensaje a todo idioma, tribu o etnia alrededor del mundo (Ap 5:10), y ahora Cristo usa esta ocasión para dar Su último mandamiento de ir a “hasta el fin del mundo” (Hechos 1:8). Él quería que los creyentes dejaran su zona de confort para vivir entre gente muy diferente y llevarles la luz del evangelio.

Alguien debía romper el molde de un pensamiento egocéntrico y tomar el riesgo, y Pablo, el elegido para eso dijo, “hago todo lo posible para salvar a algunos. Hago lo que sea para difundir la Buena Noticia y participar de sus bendiciones” (1 Co 9:22-23).

Aun hoy, el 98 por ciento de todos los ministerios globales se enfocan en las poblaciones “cristianas”. Solamente el 2 por ciento de los ministerios se dirigen al 70 por ciento del mundo no cristiano. Dios confía que Sus discípulos lean Su palabra y aprendan lo que deben hacer, sin importar lo incómodo o impopular que esto sea. ¿Irás tú?

“Señor, Tú has dicho a todos Tus hijos que vayan con el evangelio hasta los fines del mundo.  Yo oro que Tú prepares cientos de miles de obreros para realizar la gran cosecha antes de Tu regreso.”

 

Para recibir todo el año de devociones diarias de estos estudios bíblicos, pida una copia del libro Siguiendo Su Senda de Branches Publications. Como otra opción puede bajar el Android App para Siguiendo Su Senda gratis.

Leave a Reply